DOC – El transporte del modelo

1 Publicado por - 22/02/2013 - Documentos, General

Oncejpg

El incidente del 22 de febrero de 2012 en la estación de Plaza Once de la Ciudad de Buenos Aires puso en primer plano el estado del transporte público en la Argentina. Las cámaras se enfocaron en el sistema ferroviario. Su cronograma que no respeta horarios de trabajo, citas médicas, ni vida social. Sus vagones destartalados, aptos para todo tipo de cargas, incluso personas. Las puertas que no cierran, los frenos que no frenan, los guardas que no guardan. Las inaceptables condiciones en las que viajamos.

Es el transporte público del modelo. No innova, ni es creación suya, eso hay que admitirlo. Por el contario, el modelo kirchnerista continúa la política de los últimos veinte años: Liquidación de la empresa estatal de ferrocarriles; ampliación del sistema carretero; ampliación de los puertos de Buenos Aires, Rosario y Bahía Blanca; parálisis de otros puertos fluviales; malversación de Aerolíneas Argentinas; subsidios al transporte de pasajeros en la Ciudad de Buenos Aires, olvidado para el de otras ciudades del país. Sumemos a esto, negociados en contrataciones y subsidios, sin control ni vergüenza. Un cúmulo de iniciativas que, aunque complejo y desorganizado, no es, en absoluto, inconsistente. Al revés, consolida dos líneas comunes de todas estas políticas: optimización del transporte de carga para las actividades extractivas, por un lado; abandono del transporte de pasajeros, por el otro.

Es un modelo de transporte público pensado, en realidad, para el transporte privado. Sólo viajan bien quienes aprovecharon la bonanza y han podido comprar un auto. El resto, a los vagones. Para el Gobierno Nacional, un país es rico si sus habitantes compran autos. Para nosotros, si no los necesitan.

Por todo esto decimos que lo que ocurrió el 22 de febrero de 2012 a las 08:30hs en la estación de Plaza Once de la Ciudad de Buenos Aires no fue un accidente. La noticia de una catástrofe ferroviaria nos causó estupor, pero no sorpresa: “Un tren lleno de personas chocó contra el modelo”.

No hay comentarios

Escribí un comentario


*